Cuidado con Themeforest

Themeforest es una muy buena opción para “vestir” tu sitio web, pero ten cuidado con la plantilla que seleccionas.

Envato Market dice que te ayuda a desarrollar tu proyecto en línea más fácil, y por una parte tienen razón. Diseñar desde cero puede ser complicado y Envato Market ofrece una solución.

El mercado de las Plantillas Premium

Desde hace muchos años adopté WordPress como la plataforma ideal para diseñar mis sitios web y los de mis clientes. Lo mejor siempre ha sido crear u obtener de mi cliente todo el contenido posible, incluyendo fotografías e imágenes, para estructurar el contenido y posteriormente integrar el diseño gráfico.

Themeforest es un pionero. Ofreció desde el principio la posibilidad de avanzar más rápido en el desarrollo de cada proyecto con un catálogo que crece cada día de temas y plantillas Premium para diseñar sitios web a un precio que considero muy bajo.

A pesar de que cada plantilla ya incluye un diseño inicial, todos tienen la opción para hacer los cambios necesarios y personalizar el sitio a tus necesidades, colores, logotipo y contenidos. Algunos tienen la opción de con un solo clic, hacer un demo o pre-diseño con contenidos de ejemplo para que te des una idea de cómo tu sitio web puede verse y a partir de ahí modificar los textos e imágenes para diseñar un sitio web con un look moderno y profesional.

Extensiones o plugins para WordPress Premium

Lo mismo sucede con las extensiones Premium, es posible que llegue día en el que el creador o creadores del producto no están interesados en continuar desarrollando el plugin, ya sea porque la plataforma Envato no les ofrece una mejor remuneración por su trabajo, porque idearon otra forma de comercializarlo de forma independiente o simplemente no continuaron porque no fue aceptado o utilizado por la mayoría de la comunidad, es decir, que no alcanzaron el número suficiente de clientes para que su proyecto fuera viable.

Captura de pantalla 2016-07-06 06.27.53

…y lo peor es que no puedes reclamar o pedir la devolución de tu dinero.

Y también sucede con las plantillas.

Precios de las plantillas Premium para WordPress

A un costo aproximado de $ 50 dólares por producto, en este año perdí $ 250 dólares de inversión solamente con las plantillas que ya no continuaron actualizandose como te muestro en la siguiente imagen.

Captura de pantalla 2016-07-06 06.28.39

Espero con esto no confundirte, no significa que Themeforest sea una mala opción para adquirir la plantilla que necesitas para tu sitio web, porque también es fácil entender porque algunos autores puedes desertar de este modelo de negocio que ofrece Envato Market para los desarrolladores.

¿Qué opinas de los siguiente?…

Por cada venta que se realiza en la plataforma, Envato se queda con un porcentaje de la venta y el autor tiene la obligación de continuar con el desarrollo de su producto y ofrecer asesoría por el mismo precio.

En realidad el precio que pagas por el producto no es alto en comparación con la necesidad de desarrollarlo por tu cuenta; el tiempo que puedas emplear en desarrollarlo o contratar a un programador para que lo haga por ti siempre será más costoso.

La suerte del autor del producto que adquieres también requiere de haber estudiado lo que necesita el mercado, y así con suerte, vender muchas descargas de su producto, las suficientes como para continuar actualizándolo y/o mejorarlo.

Existe también una opción alternativa para continuar solicitando soporte al autor después de haber comprado su producto y expirar el período de soporte que incluye la compra inicial.

Aún con la opción de soporte extra, creo que a los creadores de productos para Envato no les conviene más este modelo de negocio y deberían cobrar una anualidad por el uso de su plantilla para evitar el riesgo de desaparecer del catálogo en el futuro.

Entiendo que nada garantiza permanecer en el mercado, después de todo el producto debe ser muy bueno para que continúes utilizando la plantilla, tampoco esto se escapa de la oferta y demanda.

El diseño web como los celulares

Cada 18 meses cambio de celular. Me imagino que casi todos tenemos un ritmo de uso parecido y cambiamos constantemente nuestro teléfono, ya sea por que quieres la nueva versión del modelo, cambiar de marca o el plan de tu compañía lo permite… o te lo robaron, o lo perdiste… Lo mismo pasa con las páginas web, la mayoría de las empresas con presupuesto cambian su diseño constantemente y probablemente más rápido que lo que una empresa pequeña puede hacerlo, pero así es, así funciona.

El diseño web es desechable, si eres diseñador web no te ofendas, pero te aseguro que todo el esfuerzo que haces por diseñar desde cero un sitio web pronto será reemplazado por uno nuevo y probablemente sea una plantilla (aunque no te des cuenta).

Cambia tu diseño cada que creas conveniente

Con esto no quiero decir que Themeforest sea una mala opción, creo que para mí ha sido muy buena y seguiré comprando plantillas y scripts que necesite para desarrollar sitios web con WordPress, lo único que quiero aconsejarte que seas selectivo con lo que compres en Envato Market y que adquieras los productos qué más compras hayan tenido, porque es señal de que una gran mayoría apoyan al creador y constantemente se actualiza y mejora.

Estudia bien su usabilidad, los cambios son armas de doble filo, en más de una ocasión he perdido tráfico por cambiar el diseño de un sitio web pero otras he logrado vender más en tiendas virtuales.

Aún así, prefiero diseñar y desarrollar teniendo el control absoluto de cómo se ve mi sitio web que buscar otra opción como Wix.

Visita Themeforest.

Las empresas tienen miedo de invertir en Internet

Después de casi 15 años de carrera desarrollando negocios en línea me queda muy claro porqué a las empresas mexicanas les cuesta trabajo invertir en Internet.

Me acuerdo perfecto cómo era diseñar una página web en esa temporada con un mínimo de conocimiento técnico y con la simple opción de aprender HTML, el servicio de web hosting era excesivamente caro, malo y misteriosamente restringido, así como una velocidad lenta en la mayoría de los accesos. La excepción era en la Universidad donde podía pasar la mayor parte de las horas fuera de clase y recesos investigando cómo iba a incluirme en el “boom de Internet” y “convertirme en millonario” como todos suponíamos pasaba en Estados Unidos con empresas patito a las que se les invertían millones de dólares sólo por contar con un nombre de dominio, un sistema desarrollado por sus propios ingenieros para vender en línea sumamente caro y sin la tecnología necesaria para poder llevar a cabo un plan a mediano y corto plazo, y sobre todo mucha desinformación y una gran falta de experiencia en el servicio al cliente en línea. Cientos de empresas cerraron y miles de inversionistas perdieron toda su inversión, te hablo del año 1999.

Creo que algo parecido pasó en México y probablemente en muchos otros países de Latinoamérica. Miles nos lanzamos a buscar clientes (me incluyo, claro que me incluyo) para venderles un espacio, una página web y publicidad.

Recuerdo perfecto que “la mejor idea” era mandar correos electrónicos a miles de extraños y ofrecer el producto o servicio de tu cliente sin importar si lo necesitaban o no con molestos mensajes diseñados como volantes o panfletos.

Carecíamos de un control de calidad para la obtención de la información de los “prospectos” porque casi toda esa información ya estaba publicada en directorios, anuncios clasificados y de listas de correos que también se podían conseguir en Argentina a precios bajos y segmentadas por países y rubros, y que por supuesto, no habían confirmado su permiso para recibir información de tu parte o que su información se vendiera a terceros… un total desmadre y sin resultados medibles y con bajo retorno de la inversión.

La falta de confianza de las empresas por los resultados que se obtenían se fue generalizando con el tiempo, y eso lo puedes ver en la mayoría de páginas web tan, pero tan de los 90’s que todavía están activas. Las usan como imagen pero no como una herramienta activa para conseguir nuevos clientes y generar más ventas.

En los últimos 5 años para todos los que buscamos y creímos en apostar por un estilo de vida diferente todo esto cambió desde que existen como están constituidas ahora estas empresas:

  • Google – El Poderoso Absoluto… Dios: AdWords, AdSense, Analytics.
  • Apple – iMac, MacBook, iPad, iPhone, iPod, Apple TV (¿necesito continuar?).
  • WordPress – El Contenido es el Rey y es amigo de Dios.
  • Magento Commerce – El Templo, donde llega el Oro.
  • MailChimp – El Arma más poderosa para conseguir el Oro.

… y seguiré mencionando más que ahora utilizo, y futuras herramientas porque son las que han convertido este “sueño guajiro” en realidad. Y con esto no quiero decir que las que utilice sean las únicas, seguramente hay y habrá otras igual o mejor de efectivas, pero estas son las que me han ayudado a conseguir el éxito en Internet.

En mi afán por compartir algunas cosas que sé podrían ayudarte a reducir el tiempo de tu curva de aprendizaje en esta industria, aquí te dejo 5 razones por las que deberías iniciar un negocio ahora mismo:

Primera: Ya no es como antes, créeme. La clave está en comprar el nombre genérico de un producto con las siguientes extensiones: .com, .net, .org o en su caso el que corresponde a tu país si no están disponibles las anteriores: .com.mx, .mx y todos los que terminen en .mx en el caso de México. Pero si tienes la posibilidad de adquirir todos entonces hazlo de una vez.

Adquirir un nombre de dominio es el primer paso y el más importante, porque aunque es probable que ya pensaste en el nombre de tu producto o servicio te aseguro que tu competencia ya lo compró.

Conozco la técnica para hacer una búsqueda del nombre de dominio perfecto pero ahora no la voy a publicar, te recomiendo suscribirte al boletín electrónico para recibir una actualización y cuando esté listo recibas un archivo en formato pdf con la información para poder iniciarte.

Los nombres de dominio son muy baratos. Por menos de MX$ 120.00 puedes adquirir un .com y un dominio con terminación .mx por menos de MX$ 500.00. La vigencia de cada dominio es por períodos anuales. En realidad nunca es tuyo, pagas una renta pero al adquirirlo aseguras que nadie más podrá hacer uso de el mismo.

Segunda: El servicio de web hosting es escalable, es decir, que puedes iniciar con un servicio que no te cuesta más de MX$ 500.00 pesos al año y conforme tu negocio crezca podrías incrementar la capacidad y hasta migrar a un servidor dedicado, pero por lo pronto espera a que tu negocio crezca.

Busca un servicio que te ofrezca soporte 24/7 en caso de que tengas el conocimiento técnico necesario para desarrollar el proyecto por tu cuenta o busca a un proveedor local que te ofrezca un servicio personalizado donde te garanticen un soporte técnico profesional y te ayuden a resolver todas tus dudas, es probable que pagues un poco más por este servicio pero seguramente estarás más tranquilo. Atención: este servicio no incluye el diseño y desarrollo web.

Nadie nace sabiendo todo, así que no te desesperes porque adquirir el conocimiento necesario toma tiempo.

Tercera: Desarrollar desde cero ya no es una opción viable. Las plataformas para publicar o vender en Internet alguien ya las programó por ti y están libres para que las descargues e instales en tu servicio de web hosting. Si quieres publicar contenido, diseñar una página web, iniciar un sitio de clasificados, una pequeña tienda virtual, un directorio de restaurantes con mapa incluído y recomendaciones de clientes, …¡menciónalo!… para eso existe WordPress.

¿Quieres vender un producto como un profesional?… ni le busques, existe Magento Commerce, plataforma utilizada hasta por marcas y empresas que seguramente conoces, incluido Disney.

Aquí no hay hilo negro, y como ya lo mencioné, existen más opciones pero estas dos son las que funcionan siempre.

Cuarta: Existe Google y cada vez hay más penetración para el acceso a Internet porque se han reducido costos, hay más teléfonos móviles inteligentes y tablets, zonas WiFi y servicios de banda ancha que superan los 200MB con los que fácilmente podría usar para hacer streaming y continuar con una radio por Internet que alguna vez tuve.

Herramientas de Google como: Analytics, AdWords y AdSense han cambiado para siempre la jugada en esto de los negocios en Internet.

Analytics: para medir el tráfico de tu sitio y los objetivos que has alcanzado como: la visita a una página, cuánto tiempo duraron en ella, si se registraron a una lista de correos o bien realizaron una compra, cual fue el importe de la misma e incluso saber por medio de cual palabra clave se originó la venta y desde qué sitio o buscador entró a tu página web, eso sin duda es todo un referente para poder tomar decisiones a partir de esa información.

AdWords: Saber utilizar la herramienta te garantiza tráfico a tu sitio web de personas buscando en Google tu producto o servicio. También es medible y te ofrece la oportunidad de competir con grandes empresas, en México he competido con Liverpool, Sears, Sams, eBay… ¡menciónalas!… sigo obteniendo mejores resultados y posiciones cuando se trata de competir y al optimizar campañas… ¿y cómo se esto? porque AdWords también ofrece esa información.

AdSense: El tráfico de tu sitio también puede ofrecerte ganancias. Por supuesto no pondría anuncios en mi sitio de la competencia, pero ¿que pasa si tengo a un usuario en mi sitio, en el extranjero y no va a comprar en mi tienda porque no exporto?… la idea entonces es de que puede aparecer el anuncio de una empresa que ofrece el mismo en el país del visitante y si le da clic entonces estoy ganando también. Y aunque también ya es otro tema ¿qué tal un programa de afiliados relacionado con el tema del sitio? (… y sí ya publicaré algo al respecto en el futuro).

Quinta: Aunque un alto porcentaje de los usuarios compra tu producto en la primera visita, algunos pueden no estar tan seguros y prefieren recibir una oferta posteriormente o cuando actualices tu sitio; otra opción es de que tu cliente si quiere recibir información continua de tu empresa y también decide registrarte a tu boletín electrónico.

Ahora tienes el permiso de usuarios que están interesados en tu producto o servicio y están “enganchados” a tu marca. Cada vez que envíes un mensaje de correo electrónico un porcentaje alto de respuesta seguramente es con lo que vas a experimentar y dependiendo de la proporción de consumo que tu producto ofrezca más será el retorno de la inversión por cada usuario registrado en tu lista.

Así es como funciona: un usuario se ha convertido en usuario registrado a tu lista de correos y ha otorgado el permiso para que le envíes ofertas, actualizaciones u otra información relacionada con tu negocio. Si uno de esos usuarios registrados realiza una compra en tu sitio la podrás medir y sabrás a partir de cual mensaje generaste una venta. Si no realizas muchas ventas tampoco debes preocuparte ya que el usuario siempre estará recordando tu marca, cuando si debes preocuparte es si una cantidad importante comienza a salir de tu lista.

También es medible, utilizo MailChimp porque es un sistema que puedo conectar fácilmente a WordPress y Magento gracias a extensiones que también ya han sido desarrolladas por otros usuarios con tus mismas necesidades.

Aunque parece que ya no hay muchas oportunidades para conseguir un buen nombre de dominio que te ayude a posicionarte de manera orgánica, es decir gratuitamente en los resultados de búsqueda de Google, te podrías sorprender de una técnica que he descubierto y que me ha ayudado a conseguir más clientes satisfechos con resultados increíbles.

Si no sabes como hacerlo: contrata a un experto en el tema y dirígelo como sabes dirigir tu negocio y/o aprende.

Si sabes como hacerlo: sabes que tienes un seguro de vida si empiezas desde ahora, porque la mayoría “están dormidos” y si ya empezaste, no importa el nivel que tengas, seguramente mi experiencia te va a ayudar a desarrollar tu negocio en Internet.

Regístrate al boletín electrónico donde publico constantemente los resultados de proyectos propios y con los que creo te inspirarán para desarrollar los tuyos:

Suscríbete al Newsletter

o sígueme en Twitter @betorodriguez