Negocios en Internet “Super Gratis”

10431680_10152960502186477_538700628292742593_n

Se está terminando el año 2014 y debido a todos los compromisos profesionales pero sobre todo personales, no concluí el desarrollo de la Agencia Digital. Eso no significa que en el 2015 no vaya a intentarlo de nuevo y claro, con más experiencia por los proyectos que no se realizaron o quedaron a medias, inconclusos por falta de visión por parte del cliente (sí, así es, por parte del cliente), pero sobre todo porque estoy creando un negocio, no una asociación civil, me interesa ayudar a otros negocios pero también quiero ganar dinero; así que quien quiera conseguir en el 2015 resultados haciendo negocios en línea debe perder el miedo a invertir y no invertir para no perder, invertir para ganar.

Los resultados a corto plazo sólo los encuentras en la lotería, y sólo sí esa milésima de probabilidad de que ganes amaneció a tu favor. Desarrollar un negocio en línea es un trabajo intenso y que requiere de toda tu energía, atención y creatividad para lograr los objetivos: en un principio terminar el desarrollo y como segunda parte comenzar a monetizar. Quien te haya vendido la idea de que para hacer negocios en Internet no debes invertir y que los costos son más bajos que un negocio físico o que prácticamente no necesitas nada solo una página web, que no necesitas conocimientos técnicos o de programación, me da mucha pena desmentir esta teoría, pero lo más seguro es que esta persona te mintió, no sabe, es decir, no tiene ni puta idea de lo que habla, y no tiene experiencia. Todo en Internet cuesta, todo.

La experiencia adquirida este año es para compartir con otras agencias digitales que están empezando como yo, y no con quien quiera desarrollar un negocio virtual (que no sea una agencia digital claro), sobre todo por lo que descubrí a partir de compartir mis resultados con impresiones de pantalla y que utilicé como carta de presentación para conseguir nuevos clientes. Quiero aclarar que jamás he publicado mis resultados de manera presuntuosa, simplemente considero que es la mejor forma de demostrar que tengo los conocimientos necesarios para lograr y garantizar mejores resultados.

Así que a partir de ahora las propuestas de presentación para nuevos proyectos siempre deben dar prioridad a lo siguiente:

  • El cliente sabe que todo cuesta, pero todo lo quiere gratis o incluido, quiere recibir más de lo que está pagando o recibir sin pagar. Aprender a decir no desde el principio ha funcionado, y créeme, vas a tener tiempo para proyectos que si requieren de tu total atención. Si desde el principio tienes esa sensación, retírate y selecciona mejor a tus clientes.
  • El cliente debe entender que la mayoría de los negocios en línea pueden tener resultados en el corto plazo, sin embargo se debe enfatizar que en algunos casos se requiere de un proceso de desarrollo con mira al mediano o largo plazo, especialmente en proyectos de comercio electrónico, y que durante el mismo se presentarán una gran cantidad de obstáculos; así que la agencia siempre estará disponible para resolver cada conflicto o idear una solución, y ese es precisamente el concepto que el cliente está pagando.
  • El cliente espera resultados y siempre tendrá resultados: entregas de formularios con información de personas solicitando su producto o servicio, suscripción al boletín electrónico, llamadas a su negocio, branding; sin embargo, las ventas y el retorno de su inversión deben ser responsabilidad del cliente haciéndome algunas preguntas como: ¿el producto es el que está buscando el cliente?, ¿es una marca original?, ¿es un producto o servicio de calidad?, ¿el precio es competitivo?, ¿se da seguimiento a las ventas y solicitudes de compra?.

Por lo pronto continúo desarrollando negocios propios, parece que es un mejor negocio que la Agencia Digital, parece que la cultura emprendedora hacia la transición digital en México es lenta, parece que trabajar para otros que no valoran el conocimiento que se requiere para obtener resultados positivos en este medio y eso empieza a aburrirme.

En 2015 intento asociarme con otros “intensos” y “clavados” como yo en el desarrollo de negocios, creativos, desquiciados, locos, genios… algo parecido a un rockstar que se junta con otros rockstars para un “palomazo”, cada quien con su talento.

2015 es el parteaguas para decidir si voy a ser Superman o Stormtrooper, ha!

Aquí mi diario.